Súmate al smart work

Impulsado por los avances tecnológicos, por la necesidad global de optimización del tiempo y por un rotundo cambio de mentalidad que se está dando en todo el mundo, el “trabajo inteligente” ha llegado para quedarse y mejorar nuestras vidas.

Hoy por hoy todo es inteligente, los móviles, las casas, los coches, los relojes… las dinámicas de trabajo cambian para sumarse a esta corriente, donde el Smart Working se plantea como un modelo laboral renovado cimentado en las nuevas tecnologías y el desarrollo de tecnologías existentes para mejorar tanto la productividad, como la satisfacción de los empleados en su andadura profesional.

 

 

No debe confundirse con el concepto de coworking o trabajo en conjunto, donde se comparte espacio de trabajo y la mayoría de los profesionales son autónomos o pequeñas empresas.

Podemos entenderlo mejor partiendo de dos conceptos clave:

  • El trabajo se adapta a la persona. El smart working implica un modo más versátil y rentable de trabajar donde la flexibilidad es prioritaria.
  • El apoyo tecnológico es la base para que esto sea posible.

El modelo de trabajo tradicional ubica al empleado en su oficina; el siguiente paso ha sido incorporar el trabajo a distancia, donde los empleados han comenzado a llevarse las tareas de la oficina a casa.

El trabajo inteligente da una zancada y se deslocaliza para convertir cualquier lugar en una oficina móvil adecuándose a la persona, esté viajando o no.

Cualquier entorno es válido si nos ayuda a concentrarnos, a ser más creativos, a optimizar nuestro tiempo y en definitiva, a ser más productivos.

Como todo, esto plantea ventajas e inconvenientes que hay que tener en cuenta a la hora de incorporarse a este modelo de máxima flexibilidad:

Pros

  • La calidad de vida de los trabajadores mejora en general
  • Aumento de la autonomía y la libertad de los profesionales
  • Mejor gestión del tiempo
  • Aporta más facilidades a la hora de conciliar la vida personal con el trabajo
  • Se ahorra tiempo y dinero en desplazamientos
  • Aumenta la productividad y la creatividad de los empleados
  • Se ahorra dinero en espacio de trabajo y gastos de consumo

 

 

Contras

  • El trabajo puede apoderarse de la vida privada
  • Existe riesgo de aislamiento
  • Puede ocurrir que el empleado no se sienta identificado con la empresa
  • Si la persona no es organizada la productividad disminuye
  • Puede incurrir en gastos domésticos no previstos

Está claro que, a la hora de comenzar a flexibilizar nuestra dinámicas de trabajo, debe haber una estrategia detrás, un consenso con la empresa y una comunicación fluida para que los beneficios sean mutuos.

Desde la App de The Holistic Concept te animamos a hacer un uso inteligente de tu tiempo, queremos fomentar que encuentres espacio para cuidar de tu salud física, mental y emocional adaptándonos a tus necesidades y a tu entorno de trabajo estés donde estés.

“Descubre todo el apoyo que podemos darte y comienza a cuidarte. Tu cuerpo y tu mente lo agradecerán.”

Leave a comment