Claves para gestionar tu tiempo de forma eficiente

La falta de tiempo se ha convertido en una de las sensaciones más generalizadas, estresantes y comunes de nuestros días. Parece faltarle horas a la jornada, el trabajo no cunde como te gustaría y la lista de tareas pendientes solo crece. En una era tecnológica donde todo está diseñado para optimizar los resultados, se podría presuponer que deberíamos ser más productivos en el día a día, entonces ¿por qué no logramos llegar a todo?

 

 

Hay pocas cosas tan relativas como el tiempo, se percibe de un modo distinto según la persona, la emoción que la acompaña y las circunstancias. Pero lo que sí es real es que el día sigue durando 24 horas para todos sin importar la edad, el género, la profesión o la latitud en la que se viva.

Para hacer un cambio notorio y moderar esa asfixiante sensación hay que hacer un ejercicio básico de análisis. Comienza por ordenar las prioridades, examina cuánto tiempo real empleas en lo que es prioritario e importante y cuánto tiempo se evapora en distracciones que no aportan. Si no tomas acción y lo haces en algún momento, solo empeorará.

A tu servicio hay numerosas técnicas estudiadas para gestionar el tiempo de un modo eficaz, no son complicadas pero requieren de aprendizaje, compromiso y rigor para lograr un impacto positivo. Con práctica y determinación se puede aprender a gestionarlo incluso cuando se está bajo presión, momentos en los que parece que competimos contra el reloj. Cuando lo hagas quizá descubras que “tal vez no te falte tiempo y te sobren distracciones.” 

Aún domina en España la percepción de que un alto número de horas en el puesto de trabajo equivale a productividad y eficiencia. El escenario real revela un alto porcentaje de trabajadores extenuados que, además se distraen fácilmente con redes sociales, grupos de whatsapp y youtube consumiendo, estadísticamente, el 30% de la jornada laboral en distracciones. El acceso inmediato al bombardeo de información procedente de la tecnología deriva en un escape de atención importante y estar cansados nos lleva a perder tiempo más fácilmente.

La gestión inconsciente de nuestro tiempo durante la jornada causa un impacto negativo en la calidad de vida: flujo de trabajo ineficiente, pobreza en la calidad del trabajo, plazos perdidos, un foco de estrés constante, mala reputación profesional, o incluso una carrera estancada.

 

 

Crear equilibrio es la clave y también el desafío, depende enteramente de cada uno de nosotros y el tipo de vida que queramos tener.

Para comenzar a hacerlo lo primero es ordenar los objetivos y después realizar un seguimiento de tu gestión del tiempo actual durante al menos siete días. La auto observación es elemental para realizar un buen diagnóstico y entender la seriedad del problema.

Una vez que tienes hecho el cuadro toca dar con un buen método de gestión del tiempo. Puede ser una guía escrita (hay mucha literatura práctica) o, si es necesario, puedes acudir a un profesional, coach o psicoterapeuta que te informe de la mejor opción para ti. Es una inversión que te aportará grande beneficios: 

  • Reducción progresiva del estrés
  • Sensación de equilibrio personal
  • Más productividad y eficiencia
  • Mejora de la calidad de vida en general
  • Una mejor reputación profesional
  • Más opciones para crecer profesionalmente
  • Mayor conciencia de lo que se hace
  • Incremento de oportunidades para alcanzar metas en la vida

En The Holistic Concept App te invitamos a descubrir nuestros ejercicios de respiración y atención plena. Estas prácticas son un buen complemento para aprender a gestionar el día, tomar conciencia del presente y te ayudarán a centrar el pensamiento, serenarte ante cualquier contratiempo y a aumentar la sensación de productividad gestionando mejor tu tiempo.

«Descubre The Holistic Concept App y comienza a cuidarte dentro y fuera del trabajo. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.”

 

 

 

Leave a comment