Cambio de estación y productividad

A punto de entrar en el cambio de hora de octubre, es oficial, el otoño se incorpora a nuestra rutina. Muchos relacionan estos meses con emociones como la melancolía o la apatía; sin duda la euforia vacacional se ha desvanecido y estamos imbuidos ya en la realidad de lo cotidiano, aunque esto no tiene por qué ser deprimente.

 

 

Caen las hojas, las temperaturas comienzan a descender y el ritmo de la ciudad se transforma igual que sucede en nuestro interior. Aunque el modelo de vida contemporáneo no favorezca la conexión con la naturaleza, habitamos un planeta cuyos cambios estacionales marcan el compás de la vida.

El cuerpo y la mente sintonizan con los solsticios y equinóccios; seamos o no conscientes de ello, las estaciones ejercen un efecto sobre nosotros, igual que afectan a los cielos y a los campos.

El otoño es una época de transición, esta palabra es clave. Progresivamente pasamos del calor al frío, comemos diferente, hay que abrigarse y la mente pasa de la dispersión hacia un estado de concentración más natural. Es un momento perfecto para hacer cambios, soltar patrones que han quedado caducos, dejarlos caer como las hojas secas y crear un nuevo orden.

Observa los cambios de la estación y haz tuya esa energía.

  • Observa la lluvia, úsala para reflexionar y dejar fluir las ideas, aprovecha para investigar, estudiar y preparar proyectos.
  • Siente el frío en el cuerpo y recógete disfrutando de estar en tu lugar de trabajo y tus rincones personales; esta es también una buena oportunidad para hacer cambios en la decoración de la oficina adaptándola a tus nuevas necesidades.
  • Observa cómo los días se acortan y retírate antes a casa para disponer de más tiempo en tu hogar.

 

 

Aunque parezca una época de declive, el otoño es una invitación a dejar ir lo que ya no funciona y sembrar semillas frescas que darán fruto a lo largo del año, de crear nuevos espacios y sinergias dentro de la empresa y con otros colaboradores confiando en los instintos.

Siéntate, respira profundo… Es tiempo de meditar, ordenar, proyectar y renovarse con un talante pausado y reflexivo, utiliza esta energía a tu favor y dale un buen empujón a tu vida en la dirección que realmente deseas.

Leave a comment